Valores

“La entrega, te lleva a la ética”

Aquel individuo que logra entregarse a su oficio reporteril, como una forma de vida, cuidará que las normas éticas sean parte medular de su propia existencia. Ser congruente con este apostolado,  le permitirá lograr una  técnica informativa, que es parte de las exigencias de este medio.

Trabajar poco, trabajar mal, trabajar sin la técnica y la calidad exigidas por la naturaleza de la información es el primer ataque al periodismo.

Eleaney Sesma

Periodista

 

Decálogo de El Chiltepín

Todo individuo que se precia de ser periodista tiene la obligación de mantener la congruencia profesional. El ejercicio de su labor lleva implícito el interés de proteger la credibilidad y la integridad del periódico para el que trabaja.

El siguiente Decálogo se compone de las “reglas de oro” que establecen dichos estándares éticos, y están encaminadas a proteger los derechos del individuo, como el derecho de la sociedad de conocer la verdad sobre cualquier suceso.

Los 10 compromisos

  1. Ser honestos, congruentes e independientes de intereses particulares, o de grupo.
  2. Exponer los hechos y opiniones de interés público con exactitud, claridad, justicia, y oportunidad.
  3. Publicar información positiva y útil a la comunidad para contribuir con ello a que ésta y sus individuos tomen mejores decisiones
  4. Difundir información que el público tenga derecho a conocer, con un compromiso permanente de buscar la verdad, conscientes de que donde existe controversia, rara vez hay acuerdo sobre lo que es verdad.
  5. Publicar las diferentes versiones en torno a un suceso.
  6. Respetar los derechos humanos de las personas y fomentar la cultura del respeto a la legalidad.
  7. Garantizar el acceso al periódico a las voces de los diferentes sectores sociales y corrientes de pensamiento, y ser la voz de quienes no la tienen.
  8. Asumir, en toda denuncia, que quién acusa tiene la obligación de probar lo que dice, y presumir que las personas señaladas son inocentes, mientras no se pruebe lo contrario.
  9. Aclarar o rectificar cuando se cometa un error informativo y garantizar el derecho de réplica.
  10. Diferenciar qué material publicado es editorial y cuál es publicitario o pagado.