Perfilando

0

El autogol de Yunes en Coatzacoalcos

* La historia de Teresa King, Lemarroy, Hillman y los Fosado

Por Iván Calderón

  De concretarse en Coatzacoalcos la nominación de la ex diputada local priísta, Teresa King Cancino como candidata de la alianza PAN-PRD a la alcaldía de aquella demarcación,  el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares prácticamente se estaría disparando un plomazo en el píe y con ello pondría fin a sus sueños de convertir a su hijo Miguel Ángel Jr. en su sucesor.

  Déjenme explicarles el porqué.

  Teresa King –distinguida dama del  jet-set de Coatzacoalcos- es esposa del constructor chiapaneco Álvaro Ruiz, socio y empleado a la vez del empresario Oscar Fosado Monsalvo.

  Fosado, representa el ala empresarial del ex alcalde Iván Hillman Chapoy, esposo de la ex diputada priísta, Mónica Robles Barajas.

  En la gestión del mal recordado Hillman, las empresas de Fosado fueron las más beneficiadas con cientos de millones de pesos en obras, resultando favorecido desde luego el ingeniero Álvaro Ruiz y por ende su esposa Teresa King.

  Incluso, al inicio del sexenio de Enrique Peña Nieto, Hillman Chapoy es designado delegado de la cuenca Golfo-Centro de la Comisión Nacional del Agua y en un santiamén maniobró para que sus socios los Fosado y Ruíz, fueran beneficiados con la construcción del edificio de la Conagua en Xalapa.

  Según nos cuentan, esta obra que originalmente había sido presupuestada en 45 millones, al final tuvo un costo cercano a los 120 millones de pesos, esto sin mencionar el mobiliario, instalaciones eléctricas y otros aditamentos como la climatización.

  Al tiempo que construían el inmueble, donde actualmente se encuentra este organismo federal, las empresas de Fosado y Ruiz siguieron con la diosa fortuna de su lado, al haber ejecutado contratos millonarios con Hillman Chapoy a la cabeza de Conagua.

  Y es que en Coatzacoalcos es muy conocida la relación de Teresa King, su esposo Álvaro Ruiz con los Hillman y los ex gobernadores Fidel Herrera y Javier Duarte de Ochoa.

  Todos y cada uno de ellos, escalaron posiciones políticas y la fortuna económica de éste grupo creció exponencialmente durante estos dos sexenios, porque en su momento, la señora King Cancino, como diputada local aprobó en 2010 la quinta cuenta pública del oriundo de Nopaltepec, además de haber avalado con su voto, millonarios créditos a Herrera Beltrán, para endeudar más a Veracruz en grado superlativo.

  La relación de los Hillman-Robles con el fidelismo es la misma que el propio ex mandatario calificó como el clan de la succión, en referencia al jefe de todos ellos, Pablo Robles, que a decir de Herrera, era un periodista que no tenía “llenadera”.

  Con Hillman-Robles y su grupo empresarial, -entre ellos el esposo de la ahora precandidata panista a la alcaldía de Coatzacoalcos-, Duarte trabó una férrea amistad, tanto así que en el último tramo de su gobierno, el ahora prófugo de la justicia le regaló a Mónica Robles la candidatura del PRI-PVEM a la diputación local por el distrito urbano.

  En la pasada legislatura, Mónica aprobó a ojos cerrados todos los atropellos del duartismo en agravio de la sociedad veracruzana. -Aunque ahora pretenda darse baños de pureza-

  Es más, mientras lo antes mencionado ocurría en el Congreso Local con la señora Robles de Hillman, su marido “ordeñaba” la vaca en la Conagua, otorgando millonarios contratos a los empresarios Álvaro Ruíz y Fosado, que no son más, que la misma cosa con el tristemente célebre ex jefe edilicio de Coatzacoalcos.

  Por todo lo anterior, llama mucho la atención el “trascendido” en el sentido que el empresario gasolinero Rogelio Lemarroy González, hombre de todas las confianzas del gobernador Yunes Linares, esté impulsando a la esposa de uno de los empresarios más beneficiados con obras millonarias por los ex mandatarios Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa.

  ¿O acaso esto forma parte de un obscuro pacto entre el “yunismo” y el “fidelismo-duartismo” a espaldas de los veracruzanos?

  Ver para creer.

  Se tiene que decir, con la posible nominación de King Cancino como candidata azul y amarillo, los únicos que saldrían beneficiados serán los Hillman y los Robles, ya que de manera ladina, es precisamente el ex delegado de Conagua en Veracruz, quién a través de sus compadres le está vendiendo la idea Rogelio Lemarroy para convencer a Miguel Ángel Yunes para que acceda nominar por esta alianza a la rival más débil y así hacerla perder ante el Movimiento de Regeneración Nacional.

  Recordemos que el partido de MORENA será en realidad el brazo ejecutor de esta familia y que en el futuro la ex legisladora local Mónica Robles Barajas, será candidata a la federal por el partido de López Obrador, bajo el manto protector de su comadre Roció Nahle, acérrima enemiga de los Yunes en el poder.

  En fin, si tanto Yunes Linares como Miguel Ángel Yunes Márquez pretenden darles espacios a los MORENOS y perder en el sur, con las recomendaciones de Lemarroy y con la posible postulación de Teresa King, les aseguro que van por buen camino.

  Ya veremos si Yunes Linares se deja meter un autogol.

Agregar un Comentario