Parque Juárez

0

 

Efecto Duarte ya no da para el 2018

Mónica Camarena Crespo

 

En 2016 la pelea por la gubernatura le dio a la oposición del PRI la mejor formula para ganar de manera holgada, el llamado efecto Duarte, que tuvo como eje central, aprovechar la pésima imagen de uno de los gobernadores más cuestionados incluso cuando estaba en funciones.

La estrategia en campaña era lógica para aquellos que buscaban sacar al PRI de Palacio de Gobierno, machacar hasta el cansancio los presuntos actos de corrupción del gobierno de Javier Duarte, que más tarde empezaron a consolidarse hasta llevar a la cárcel al ex mandatario.

No se requería de un sabio para saber, que con la crítica permanente a Javier Duarte y sus secuaces, la población optaría por un cambio en forma contundente; se cumplió el pronóstico y la alianza PAN-PRD con Miguel Ángel Yunes Linares logró el gobierno de Veracruz.

Desde el primer minuto del triunfo aliancista, se continuo con la intensa campaña para exaltar el saqueo a las arcas y los cientos de oscuros negocios que se realizaron durante la pasada administración.

El paso más contundente fue la aprehensión de cercanos colaboradores de Javier Duarte y la persecución sistemática a todos aquellos que hubiesen sido socios o alcahuetes favorecidos con extraños contratos.

Sin embargo, el efecto Duarte ya dio todo lo que en forma mediática y en el plano electoral pueden aprovechar todos aquellos que ahora buscan preservar el poder en 2018, con una jugosa administración de seis años.

La detención de Javier Duarte y las pruebas más grandes en su contra provienen del propio gobierno federal, es decir, de los priistas, que en una demostración de presunto deslinde de un mal elemento, le dieron seguimiento a todos los señalamientos que se hicieron en su momento.

Ahora el efecto Duarte esta en etapa de desgaste, las noticias en torno a su caso y el de su familia asentada en Londres, no pasan de ser chispazos de entretenimiento en esta historia llena también de mucho morbo.

Duarte encerrado en un penal en México deja de ser una noticia llamativa, salvo que le dicten una sentencia en próximas fechas o en caso contrario logre librar varios delitos que se le imputan.

Como quiera que sea, el efecto Duarte ya dio todo lo que podía estirar la liga, los aliancistas y demás competidores por la gubernatura en 2018 tendrán que echar mano de estrategias creativas y novedosas, si es que quieren llamar la atención de un electorado desgastado y decepcionado.

Ágora

Definitivamente debió ser un gran golpe al corazón de Andrés Manuel López Obrador que su amiga, la gran escritora Elena Poniatowska le haya pedido votar por Marichuy.

De manera sorpresiva, la también periodista exhorto al aspirante a la presidencia de la República, que vote por María de Jesús Patricio Martínez, la candidata independiente de condición indígena y respaldada por las bases del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN).

Este llamado que hizo desde Oaxaca “Elenita” le da a “Marichuy” un espaldarazo de parte de una mujer respetada y admirada por muchos; ya se vera si AMLO contesta o prefiere hacer como que no se enteró.

 

RELACIONADO

Agregar un Comentario