Números Rojos

0

Orden al Transporte

Brenda Caballero

¡Corre! ¡Corre! Grita la señora a su pequeño hijo, mientras con la otra mano jala la maleta, y salen presurosos hacia la terminal de autobuses de CAXA, en Xalapa.

Otras mujeres también corren por la avenida con sus maletas en mano. Una pareja, y otros más sufren la misma pena. La desesperación en sus rostros lo dice todo. Es tarde y posiblemente los deje el autobús.

¿La razón? El bloqueo de los taxistas en la avenida que da acceso a la central de autobuses los orilló a bajarse cuadras antes y correr hasta CAXA.

No es la primera vez que se ven estos problemas con los taxistas. Anteriormente ya se habían enfrentado. Y todo por un acuerdo de intere$es con la Central Camionera.

Entonces la pregunta surge ¿la concesión de taxis es para prestar un servicio o para hacer negocios?

Por eso ahora que el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares habla de regularizar el transporte público, realmente aplaudo y me llena de esperanza que todas las anomalías que hay en este servicio se eliminen, pues los ciudadanos estamos cansados de tantas arbitrariedades.

Aclaro que no generalizo, pues también encontramos personas con verdadera vocación de servicio que apoyan a los pasajeros, no abusan de las tarifas y mantienen en óptimo nivel sus unidades.

El punto principal del Programa de Reordenamiento y Regularización del Servicio radica principalmente en reducir los actos delictivos. Recordemos que varios taxistas participaron en el saqueo a varios supermercados, en robos a negocios y casas habitación, incluso se dice que hasta son halcones del crimen organizado.

Ante tal situación se plantea integrar un padrón de los prestadores del servicio del transporte público. Anteriormente ya se había tratado de hacer el Registro Estatal de Conductores, mejor conocido como REC, en donde los choferes y concesionarios tenían que inscribir sus datos y obtener un tarjetón que colocaban en la unidad para ser identificados por los usuarios. De esta manera, el usuario al subir al vehículo, de inmediato conocía los datos del conductor.

Esperemos que esta vez sí se complete el padrón, pues en la actualidad tenemos hasta vehículos que circulan sin placas.

Otra etapa que contempla es la revisión de las condiciones en la que se presta el servicio. Punto muy importante, pues tenemos autobuses que hasta se pierden en el humo, taxis con llantas más que lisas o peseros que todo les suena.

¿Pero de verdad se hará una revista a fondo o sólo se pagará “una módica cantidad” como se ha hecho a través de los años para pasar la revista vehicular?

¿Qué pasará con las concesiones clonadas e irregulares que se vienen arrastrando de años anteriores? ¿las refrendarán? Pregunto porque a principios de año las irregulares se arreglaron ¡como por arte de magia! Claro… “con su módica cantidad”.

De acuerdo con el tercer punto del Proyecto de Decreto, se valorará la permanencia de la concesión de acuerdo a la calidad y competitividad.

Con estas medidas que habrán de implementarse ¿de verdad se combatirá la corrupción en el transporte público? o ¿Sólo será una medida paliativa?

Ahora que la gasolina subió y que la crisis nos ahorca, esperamos un mejor servicio público donde estemos cómodos y sobre todo, seguros. ¡Pues mire que hace falta meter orden en el transporte público!

Agregar un Comentario