Extracto de chiltepín

0

(A manera de editorial)

 

 

México sufreactos delictivos y violentos que parecen no tener precedentes en su historia contemporánea. Al grado que el territorio mexicano pareciera una sola herida abierta, que lastima a todas las familias. Historias de niños, jóvenes, adultos  desaparecidos que fueron raptados de sus hogares inquietan a la sociedad en todos sus estratos sociales.

No se pueden ya cuantificar las cifras, ni mostrar los índices las familias mexicanas que han sufrido un baja, estamos en guerra, y no hay para cuando las autoridades de todos los niveles de gobierno puedan resarcir la paz. Los hechos sangrientos ya perecen ser comunes, y que ya –pareciera- a nadie asombran.

Michoacán -de nuevo- es protagonista de un hecho que pinta la realidad mexicana, en donde pareciera que la anarquía comienza a sentar sus reales.  Esta mañana los medios nacionales, estatales y locales darán la nota del derribo de un helicóptero de manos del líder de ‘Los Caballeros Templarios’, en el que hubo cuatro muertos y un herido.

Ni un nuevo gobierno ni planes de desarrollo impiden que la sangre siga corriendo en el Michoacán violento, y sometido por el crimen y la anarquía de inseguridad a causa del vacío de poder. Planes de pacificación contrastan con el agobio de los michoacanos ante lo que parece una sed de sangre sin medida. En lo que va de enero han ocurrido 52 homicidios violentos, y en tres meses, 290 homicidios dolosos. Michoacán sólo vive la paz de los sepulcros.

¿Y Veracruz? Hablar sobre la violencia y la delincuencia es ser reiterativo, sobre todo cuando los secuestros de nuevo regresan a la entidad y pareciera que hay un secuestro por día. Cuándo acabará esta pesadilla ¿Cuándo podremos ser libres, ciudadanos, gobierno y hasta los que han sido reclutados por estas células?

Triste futuro se avizora, pero eso sí, los festejos a Juan Gabriel es el nuevo paliativo, los homenajes son la aspirina momentánea al dolor que provoca el miedo, la incertidumbre. Vaya esta editorial a los oídos sordos del gobierno que está encargado de proveer la seguridad en nuestras calles.

 

 

 

Agregar un Comentario