Columna Sin Nombre

0
ESCENARIOS DE INSEGURIDAD; PRIMERA ALERTA EXTRANJERA PARA YUNES
Una fuente nos platica sobre los hechos violentos que están ocurriendo actualmente en Veracruz: “Lo que pasa es que ahora ya todo está saliendo. Antes no se sacaba, aunque sí había (hechos delictivos), pero no se movía nada por temor”
-¿Temor a los malosos?
-Y al secretario, más que a los malos.
+ + +
Cuando se tomó el Palacio de Gobierno en las semanas que duró el ex gobernador interino Flavino Ríos Alvarado, agentes de inteligencia reportaron que entre los manifestantes había viejos jefes policiacos que operaban la toma del inmueble. Es decir, policías de la época de Yunes Linares cuando su apogeo como secretario de Gobierno en los tiempos del gobernador Patricio Chirinos (1992-1998)
En este espacio, dábamos cuenta que se utilizaron a 4 grupos con aproximadamente 300 ex policías, comandados por tres jefes policiacos del viejo régimen priista en Veracruz, como Gaspar Landa, ex delegado de Seguridad Pública. Otros jefes en la toma eran identificados como el “Comandante Garrobo” y otro el “Comandante Ruso”.
Y apuntábamos: no lo estaban haciendo de a gratis.
+ + +
Cuando gobernaba Agustín Acosta Lagunes (1980-1986) a la entidad, éste decidió combatir a los grupos caciquiles regionales que controlaban a la delincuencia. Para eso trajo a militares y policías de Guerrero y el Distrito Federal; algunos, como el general Mario Acosta Chaparro, ligados a la “Guerra Sucia” del estado contra grupos guerrilleros en los años 70.
Pero el remedio salió peor que la enfermedad: mientras se hacía una matazón que se llevó entre las patas del Diablo hasta a Felipe “El Indio” Lagunes, pariente del gobernador, estos elementos -desligados completamente de Veracruz- aprovecharon también la estancia para delinquir y a hacerse de dinero a través de hechos violentos contra veracruzanos.
Un ex jefe policiaco nos resumía lo anterior: “Eran unos verdaderos hijos de puta”.
Fueron policías veracruzanos quienes finalmente empezaron la limpieza de malos elementos en la entidad. Algunos murieron, otros abandonaron el estado, otros decidieron portarse bien y se instalaron de por vida en tierras jarochas.
+ + +
Llega Fernando Gutiérrez Barrios (1986-1988) a la gubernatura y en menos de dos años se metió orden en Veracruz.
Conocedor del estado y de las cloacas del sistema, Don Fernando incluso tenía un grupo especial integrado por policías estatales, federales y fuerzas castrenses que movía por todo el estado para tareas específicas. Sin tanto barullo, sin tanto discurso, y sin que existieran las redes sociales para el egocentrismo y protagonismo de los gobernantes, el “Hombre Leyenda” apaciguó el estado e hizo que caciques como Cirilo Vázquez Lagunes abandonaran el estado.
En el periodo de Dante Delgado (1992-1994) también se hizo una limpieza: por ejemplo, en su administración fue ejecutado el famoso gatillero Toribio Gargallo, que tenía asolada a la región de Córdoba.
+ + +
Mas recientemente, en los primeros meses del gobierno de Miguel Alemán Velasco (1998-2004) nuevamente comenzaron a llegar policías traídos desde la Ciudad de México, quienes ocuparon cargos ejecutivos y de mando en áreas como la Policía Ministerial y la recién creada Secretaría de Seguridad Pública, que encabezaba Alejandro Montano Guzmán.
Entre estos llegó Bermúdez Zurita, el hoy denostado ex titular de SSP en el gobierno de Javier Duarte; también otros personajes como Emilio Gómez “El Cuchillo”, quien se hizo famoso por el polémico caso del niño Pedrito, quien nunca apareció.
Otros policías que aparecieron en esos años: Jorge Iván Castillo, ex guardaespaldas de Gerardo Buganza (a quien Yunes Linares le recomendó como escolta, pero en realidad lo puso para espiarle cuando era aspirante a la gubernatura por el PAN); Óscar Pérez Butrón, ex jefe de operaciones especializadas de Seguridad Pública; Rafael Palomba Márquez, ex delegado de Seguridad Pública en Paso del Toro, detenido por relacionársele con el narcotráfico.
Fueron también épocas muy oscuras para Veracruz, que se coronaron con la detención del poderoso capo Albino Quintero Meraz “Don Beto”, a quien señalaron de ser protegido desde los tiempos del gobernador Patricio Chirinos y era vecino, ni más ni menos, que del gobernador Alemán Velasco.
+ + +
Durante los periodos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa se incrementó la presencia de una delincuencia organizada que tenía el control prácticamente de todo. Al menos esa era la PERCEPCIÓN CIUDADANA (Miyuli dixit).
Siendo presidente Felipe Calderón, a estos dos priistas se les incrementaron las actividades del crimen organizado y escenarios violentos nunca antes vistos en Veracruz; se dice que Calderón tuvo mucho que ver al ser el responsable que alborotó el avispero y creó el reguero de muertos por todo el país en aras de la guerra contra el narco; y que, por otra parte, los malosos operaban con toda la protección oficial en la entidad.
Fidel y Duarte se desligaban del tema al argumentar que los mandos policiacos eran personal militar y de la Marina, quienes tenían el control de la Secretaría de Seguridad Pública.
El tema, “haiga sido como haiga sido”, se convirtió en factor de desequilibrio para cuestiones políticas; es decir, con toda la perversión se utilizó el tema de seguridad para sacar agua del molino y llevarlo al plano electoral.
Lo que sí, es que efectivamente como nunca se vio la presencia de la delincuencia organizada y se agudizó más en el gobierno de Duarte cuando aparecieron los 35 cadáveres que botaron en pleno centro comercial de Boca del Río y las muertes de periodistas.
Sin embargo, las condiciones de inseguridad les son imputadas directamente a ambos, principalmente al hoy prófugo, y su principal promotor es el hoy gobernador que para descalificarlo se cansó de pregonar su amplia experiencia y capacidad en el tema de seguridad, prometiendo resolver esta problemática en cuanto llegara al poder, lo que le está resultando más complicado de lo que esperaba.
+ + +
Un interesante reportaje del reportero Héctor Juanz, del portal Versiones, señala que “los empresarios de Xalapa enfrentan la peor crisis de seguridad en los últimos años”.
Prosigue: “Además de los cuatro asaltos diarios a tiendas de conveniencia como Fasti, OXXO o X24 que se han registrado en los últimos meses aumentaron los asaltos en gasolineras ubicadas dentro y fuera de la ciudad. El empresario gasolinero, Ernesto Pérez Astorga, vicepresidente de la CONCANACO SERVYTUR en la zona sur lamentó que este sector sea víctima de lo que llamó “delincuencia improvisada”, se detalla.
“Los blancos del robo han sido las tiendas de conveniencia, no habían volteado a ver a las gasolineras, ahora ya le agarraron ahí y están afectando al sector. Desafortunadamente están incrementando y muchos de los asaltos los hacen peatones. Están asaltando con cuchillos, asaltan al despachador. Salen caminando y probablemente los levante una motocicleta o un vehículo, pero son robos así como hormiga, son robos ya muy constantes”, expresó el dirigente empresarial.
En el mismo sentido, el trabajo de Juanz también plantea a la actual crisis económica como uno de los factores, en voz de Pérez Astorga: “Yo creo que es parte de la situación económica que está teniendo la entidad. Eso se está viendo reflejado. Hay un desempleo en crecimiento, no hay inversiones, hay todavía muchos adeudos de parte del gobierno del estado de los pagos pendientes de la administración anterior, eso ha puesto en problemas a muchas empresas. El desempleo tan fuerte que se ha dado en gobierno del estado por la depuración que hicieron de personal los está empujando a que si la gente no tiene trabajo, seguramente será como delincuencia improvisada”.
+ + +
Otra de improvisados, pero en SSP (basta dar una vuelta a la página donde en los currículos se ven hasta ex gerentes de venta de bujías) ha repercutido en la desaparición de algunos retenes.
Por ejemplo, está el caso de la carretera Xalapa-Coatepec, donde había permanentemente un retén de la Policía Estatal o Fuerza Civil, pero que llegando el gobierno de Yunes Linares fue desaparecido y a los pocos días, ejecutaron a un ex Fiscal en Pacho Viejo, cercano al lugar.
+ + +
OJO: La embajada española en México emitió la “alerta de viaje” a todos los españoles que deseen visitar México, para que se abstengan de hacerlo en toda el territorio de Tamaulipas, San Luis Potosí y la zona norte de Veracruz, según información del portal Veracruz en Red. Es la primera alerta de viaje de un gobierno extranjero en la administración de Yunes Linares, quien mandó al licenciado cachirul Rogelio Franco, secre de Gobierno, a minimizar la alerta contra la PERCEPCIÓN del gobierno de España.
Para colmo, el cinismo de la titular cachirula del Consejo Estatal de Seguridad Pública, Ana Cristina Ledezma, quien por ley no debería haber asumido el cargo por no tener ni experiencia en la materia ni título profesional. La ex diputada panista admitió ante los medios que no tiene ambos, pero que tiene muchas ganas de trabajar, como seguramente la tuvieron los cientos de despedidos en casi todas las dependencias.
+ + +
EPÍLOGO…
REQUISITOS PARA TRABAJAR EN EL GOBIERNO DE VERACRUZ
– Muchas ganas de trabajar
– No contar con título ni experiencia, eso al gober Yunes le vale gaver.

Agregar un Comentario